miércoles, 5 de febrero de 2014


LOS QUE SE HAN NEGADO A IR CON SU SELECCIÓN

Por Luis Ramírez Ruiz


Viene al caso, con la conclusión de la telenovela de Carlos Vela y su “traición” a la dama tricolor, el comentar que el mexicano no ha sido el primer connacional en negarse a vestir la camiseta tricolor y, por supuesto que hay otros casos más en el mundo futbolístico y vamos a comentarlos.

Ustedes se acordarán que para la Olimpiada de Londres 2012, el técnico de la escuadra nacional, Luis Fernando Tena, llamó a participar con el equipo que nos representó y que a la postre ganara la medalla de oro, al jugador del Barcelona Jonathan Dos Santos. Este solicitó a los dirigentes del equipo que no fuera convocado porque tenía esperanzas de consolidarse en el primer equipo del Barcelona y deseaba hacer la pretemporada completa con ellos, cosa que era imposible cumplir si iba con la escuadra olímpica mexicana que se concentró casi un mes antes de su cita en la Olimpiada.

Después de Jonathan, estuvo la negativa de Guillermo Ochoa, portero del Ajaccio, quien en Agosto del año pasado,  no quiso venir con el equipo nacional a participar en la crucial etapa final de la eliminatoria mundialista. En aquel entonces Ochoa le comentó al técnico nacional, José Manuel de la Torre, que si no le garantizaba la titularidad en el equipo, era poco lo que él podría aportar al conjunto nacional, ya que estaría molesto en su estancia con la escuadra al no tener seguro un lugar en los cuadros iniciales. De la Torre le dijo que a nadie le podía garantizar la titularidad por lo que el portero del Ajaccio prefirió no venir.

Antes, en el proceso mundialista del 2010, Cuauhtémoc Blanco tuvo una “digna” salida ante sus diferencias con el técnico sueco del equipo mexicano en aquel entonces, Sven Goran Eriksson.  Al parecer, una indisciplina de Cuauhtémoc no le gustó al sueco, quien le comentó a Blanco que ya no lo llamaría a los partidos del equipo nacional. Cuauhtémoc optó por “despedirse” de la selección nacional en Septiembre de 2008 cuando México alcanzó su pase a la siguiente fase para el Mundial de Sudáfrica 2010 derrotando a Canadá en Chiapas.

Cuando Sven salió del equipo nacional y regresó Javier Aguirre como timonel, Cuauhtémoc volvió de inmediato al equipo nacional para alcanzar su tercer participación mundialista. Debido a pactos internos, las verdaderas razones de la negativa de ambos (Cuauhtémoc  y Eriksson) para acudir al llamado de la selección, quedaron en secreto pero sabemos, a la distancia, que una parranda del Cuau provocó el enojo del técnico sueco.

En otras latitudes también han existido negativas de jugadores para vestir la camiseta nacional. En Argentina, en 1995, Fernando Redondo se negó a asistir al llamado del entonces técnico de la albiceleste, Daniel Pasarella, ya que éste le exigía al futbolista a cortarse el cabello si quería estar en el representativo nacional. Como Redondo no quiso que le tocaran su larga cabellera, mientras Pasarella estuvo de técnico ya no volvió a ser convocado.

En 1977, el holandés Johan Cruyff no quiso asistir al llamado de su técnico a la selección que participaría en el Mundial de Argentina en 1978. En aquel entonces dijo que no estaba de acuerdo en el régimen militar que gobernaba a la Argentina en aquel entonces, pero finalmente, se supo que había amenazas de secuestro para su familia por lo que prefirió estar al lado de ellos y no participar en la justa mundialista.

En Italia, dos jugadores se negaron a participar en su equipo nacional. Primero Alessandro Nesta en el 2007. El técnico italiano Roberto Donadoni le le pidió jugar la Eurocopa 2008, pero éste se negó alegando que no estaba en buen nivel anímico.

Donadoni recibió otra negativa para esa Eurocopa del 2008 cuando quiso que Francesco Totti jugara con los azzurri. Totti dijo que ya había anunciado su retiro unos meses antes y que era un jugador de palabra y por ello no apoyó como jugador a la selección italiana en la Copa Europa de Naciones.

Y uno más reciente fue el del camerunés Samuel Eto’o, quien tuvo que ser convencido por el propio presidente de Camerún para que participará con su equipo en la fase final de la eliminatoria mundialista rumbo al Mundial de Brasil 2014. Eto’o había renunciado por motivos personales a seguir participando en su seleccionado nacional, pero un mes después apoyó a sus compañeros a jugar contra Túnez y obtener el boleto a la fase final mundialista.

Pero la realidad era que Samuel tenía mala relación con el técnico alemán de Camerún, Volker Finke, a quien le había sugerido la alineación de dos jugadores en un partido y ante la negativa de su técnico, había decidido hacerse a un lado.

Como ven, negativas han existido en otros países y no sólo la de Vela es exclusiva, aunque sí las más incomprensible.

Todos ellos alegaron tener razones “justas” o de peso para no vestir la camiseta nacional ante el llamado de su técnico y sólo ellos saben la realidad en el fondo.

 

Eto'o regresó a la selección...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario